sábado, 8 de noviembre de 2014

De la tierra al cielo

Llevo unos días que miro a mi hijo y me paro a pensar, ¿quien es el animal capaz de matar a una pobre criatura a golpes, meterla en una maleta y tirarla a la vía del tren?... 
Hace unos días en el telediario dieron la noticia, un niño de dos años, un niño de la edad de mi pequeño..... golpeado, machacado, tirado..... me horroriza que ocurran esas cosas. 
Niños que desde pequeños tienen una infancia destrozada, niños vendidos para otros usos, niños que viven desde pequeños para trabajos inhumanos.... son niños, y la infancia debería de ser la mejor de las épocas, no tener preocupaciones, vivir y jugar.... sonreír siempre.. 
Mi Rodrigo es feliz, es juguetón y no para ni un segundo, creo que es el mas revoltoso de los tres. Cuando lo miro solo refleja amor, ganas de cogerlo, de apretarlo, de darle abrazos y mas abrazos... y llenarlo de besos. 
Ese pobre chiquillo, el de la maleta, quien sabe lo que habrá llorado, y soportado, y aguantado, hasta ese triste final.
¿Que castigo merecerán ese que haya echo eso con el pobre crío?, ¿Que clase de castigo?.... ¿El capital?.... ¿la ejecución de una forma similar?....
No lo se, pero desde luego salir impunes de tal agresión no... 
Hoy desde aquí, solo puedo rezar una vez mas por esa pequeña criatura que estará en un lugar donde con otros pequeños y pequeñas podrá jugar y tener la felicidad que le negaron en nuestra tierra.