martes, 21 de julio de 2009

La llamada

Se conocieron en la guardería, tenían el dos años y medio y ella dos. No se sabe porque congeniaron pronto y empezaron a compartir juegos y juguetes. Cuando llego el verano se dejaron de ver, mas cual fue su sorpresa que en Septiembre entraron a la misma clase del cole. Se abrazaron alegres y felices y hasta la joven profesora de preescolar se quedo algo sorprendida. Siguieron estudiando juntos año tras año y su amistad fue consolidándose como el mayor de los tesoros. Los veranos ella se marchaba un mes al pueblo de sus abuelos paternos y el resto lo pasaba allí, con lo que coincidían con frecuencia en algunos sitios de ocio.
Llego la época del instituto, su adolescencia recién estrenada los pillo por sorpresa y cada uno empezó a tontear por su lado. Se contaron entre lágrimas sus primeros desengaños amorosos, rieron con sus triunfos y sin saber como, cada uno eligió una pareja con la que compartirian su vida. De pronto todo dio un vuelco, su amistad, inquebrantable hasta ese momento, se quedo pendiente de un fino hilo. Una cadena de acontecimientos imparable los separo definitivamente. El trabajo, los niños, la lucha diaria. Alguna vez coincidían por casualidad en el supermercado o en el parque y se cruzaban cortas palabras... ¿donde fue todo?... Sus parejas, recelosas del fantasma de la infidelidad, lo habían atrapado de una manera totalitaria.
Pasaron los años, los niños de ambos crecieron, abandonaron el hogar. Se previa una digna jubilación con un merecido descanso en ambos casos... pero la muerte arraso la vida de el marido de ella. Triste y rota por la desolación, se acordó de su amigo de la infancia y de la juventud. Aquel que jamas le había fallado, que había limpiado tantas lágrimas con sus palabras y había arrancado las sonrisas mas puras en medio de la oscuridad.
---------------------------------------------
El teléfono sonó insistentemente. Él se despertó soñoliento y miro la hora, eran las tres de la madrugada. El corazón le salto alterado en el pecho.. ¿habría pasado algo?.. aquellas horas no eran normales para llamar. Miro a su lado y su esposa aun no se había acostado, seguramente estaría en la piscina. Contesto al teléfono.
- Diga.
- ¿Es la casa de Leonardo?.. ¿Leonardo Rosa?
- Si.... soy...- se quedo un momento en suspenso.- ¿Julia,.. eres tu?.
Hubo un largo silencio al otro lado antes de que un si casi ahogado sonara. Leonardo comprendio que su amiga estaba pasando por un muy mal trago... sin dudarlo, le pregunto rápidamente donde estaba, apunto la dirección y salio en busca suya.

9 comentarios:

D´Paula dijo...

Ahora nos engancharemos de nuevo a tus relatos...mmmm, vale, ya estoy en ascuas. ¿desde la guardería...? jo que agobio por Dios, toda una vida. Veamos que va ocurriendo.
Un beso

Ana dijo...

Chiquillo tranquilo, que esta vez no va tan larga la cosa ni es tan misteriosa... esta vez va a ser mas light. Ademas, me la voy a ir inventando sobre la marcha.. así que ni yo se que va pasar.. jeje!!
Un beso.

misideascotidianas dijo...

Ja, ja, esto empieza mal. ¿Había necesidad de llamar a Leonardo a esas horas? Total, si había esperado toda una vida, qué prisa había.
Por otro lado¿a las 3 de la mañana se baña uno en la piscina?
Claro que no me extraña, si la historia se desarrolla en Andalucía.
Un beso
Luisa

Extensus dijo...

Seguiremos el nuevo relato paso a paso. Un beso.

Clara dijo...

Hola Ana,

Y decir que vivimos bajo el mismo cielo y te acabo de encontrar.

Te sigo leyendo...

Un saludo,

J.M. Ojeda dijo...

Una pequeña historia de amistad...
Que quizas, alguien vivio.
Que quizas, alguien, compartio.
Que quizas...
Me gusto su relato.
Saludos de J.M. Ojeda.

Ana dijo...

Si es una piscina privada y hace mucha calor... si que te bañas, ¿por que no?.
Un beso Luisa!
----------

Es mas sencillo y vamos a ver como lo desarrollo.
Un beso Extensus.
----------------

Todos vivimos bajo el mismo cielo.. eso si, unos mas cerca de otros.
Bienvenida a mi alma Clara!!.. espero que sigas visitandome.
Un beso!
------------

Gracias J.M.Ojeda... la amistad es una cosa muy bonita..
Un beso y bienvenido a mi blog.

Alatriste dijo...

Tiene muy buena pinta. Pienso que él estará a la altura de las circunstancias. La amistad era muy sólida. ¿Dará lugar a algo más? Un beso fuerte, Ana y espero que estés genial. Gracias por felicitarme por la boda de mi hermano. Cuídate.

Ana dijo...

Ya ves Alatriste... aun no se como continuarlo, pero algo se me ocurrira. Espero que para el lunes haya continuación, mientras os dejare algo de música para el fin de semana..
Un beso.