lunes, 9 de agosto de 2010

Entrelazando...

He vuelto, he regresado.. deje el mar azul con sus nanas allí en la lejanía y me volví a mi mar de olivos. Vuelve la rutina, los quehaceres diarios, el ajetreo de los niños para arriba y para abajo.. pero en medio de todo esto busco un minuto para entrar a mi querido blog, para entregar unas palabras, aunque sean pequeñas, a mis lectores. Busco una música para alegrar el día, para relajar la noche. Busco el silencio del salón cuando todos duermen, busco la musa por los rincones para que me susurre algo que ofrecer, y sobre todo busco el aliento en cada pequeño detalle para ser feliz.
Me he quedado parada, he repasado lo escrito y encuentro la palabra "feliz"... la felicidad.. eso que todos anhelamos y que no sabemos a ciencia cierta si la vamos a encontrar para siempre... Siempre... si entrelazamos esas pequeñas cosas al final podremos hacer una colcha enorme en la cual arroparnos cuando el frío de la tristeza nos alcance.. busca y cose poco a poco todos tus recuerdos felices, y entonces con un poco de polvo de ala, volaras...

3 comentarios:

D´Paula dijo...

Deseo que encuentres esa paz y felicidad y, sobre todo, deseo encuentres en la rutina un nuevo estímulo. No entres en la depresión postvacacional.
Un beso

Ana dijo...

Precisamente no creo en la depresión postvacacional, si no que la vida es bonita siempre que tu la quieras ver así.
Besos!

Ricardo Baticón dijo...

Hola Ana!

Dá gusto tu optimismo vital, ojalá en el trabajo y en muchos lugares de la vida nos encontráramos personas así, porque no es fácil. Como dices, vuelta a la rutina, al jaleo de los niños... pero eso también es la vida, el día a día, las vacaciones son sólo una pequeña tregua que nos damos al año. Yo sigo con esa pequeña tregua, por unos días más... hasta septiembre. Un abrazo!!