jueves, 28 de octubre de 2010

Senda

Senda... eso fue lo que me abrió aquel primer libro de lectura que llego en primero de EGB. Todavía me acuerdo de esas pastas marrones, con su gran margarita en medio. Del cartón que quería ser cometa, de Toni que hizo realidad el sueño del cartón, de Moncho su primer amigo en aquella ciudad. De Dario el gato, de su ama Mina, de como se hizo amiga de Toni y Moncho. De la niña Marciana que visita a Mina. De Pecas, el perrito que también aparecía en el libro... y de los cuentos que sale entre las historias, de las poesías sencillas de Gloria Fuertes... mi primer libro de verdad.. el primer libro que ya no era la cartilla donde aprendí las primeras letras, las primeras silabas.
La Senda continuo al siguiente año con un circo lleno de magia en la que Toto viajaba junto al payaso Panocha, donde por sus rutas iba haciendo nuevos amigos y llenaba el tiempo de ilusión. Cuando fui un año mas mayor llego Pandora con su caja de los vientos. En ese libro ya había actividades para reflexionar sobre lo que leías, la cosa se hacía mas seria..
Esa Senda se fue llenando de otros personajes, de un sastrecillo valiente, de un pequeño pino que se quejaba de ser pequeño. La Senda me fue llevando a otros caminos, a ampliar mi campo de lectura. Me llevo a conocer las aventuras de la Familia Hollister y de descubrir los misterios de muchos mas personajes. Conoci entre esos caminos a una chica llamada "Puck", a los cinco secretos, me fui a Torres deMalory para luego encontrarme con el lazarillo de Tormes, tuve entre mis manos el libro del buen amor y conocí las aventuras de Cid Campeador entre versos. Seguí caminando entre las letras y llegue a los Pilares de la Tierra para descubrir que leer es un mundo sin fin.
Hoy, cuando mi hijo acaba de entrar al colegio, cuando aun todo este mundo es tan desconocido para él, me gustaría pensar que él cogera también esta senda tan bonita como es la de la lectura y que le fuera tan enriquecedora como lo es para mi.


14 comentarios:

JORGE dijo...

Tengo Ana, tantas cosas que contar de mi niñez, tantos peronajes que recuerdo escondidos en una rendija del corazón... Pero hoy sólo me asomo a ésta tu ventana para decirte que me alegra haberte y que me hayas conocido personalmente esta tarde... Es agradable poner cara y ojos a quienes derramamos tantos sentimientos en este papel digital amigo y compartido. Como diria mi el lado más gentelman de mi alma; ha sido todo un placer haberte conocido.
Un saludo cordial.

JORGE dijo...

Tengo Ana, tantas cosas que contar de mi niñez, tantos personajes que recuerdo escondidos en una rendija del corazón... Pero hoy sólo me asomo a ésta tu ventana para decirte que me alegra haberte y que me hayas conocido personalmente esta tarde... Es agradable poner cara y ojos a quienes derramamos tantos sentimientos en este papel digital amigo y compartido. Como diría el lado más gentelman de mi alma; " Ha sido todo un placer haberte conocido".
Un saludo cordial

La Creadora dijo...

Esta entrada me ha enternecido, yo tengo unos libros de lectura de cuando era chica, pero chica, Tano y sus aventuras y me tire unos años buscando uno de los dos que tengo creyendo que lo habia perdido o se lo habia dejado a una compañera, cuando no hace mucho mi madre lo encontro, te juro que me emocione. Por eso ver a tu hijo asi entrando en esta "senda" como dices es maravilloso. Espero que lo disfrute muchisimo.

Saludos!

Ana dijo...

Espero que cuando nos encontremos fuera de la red nos reconozcamos y surquemos unas palabras mas, aunque como ya te he comentado deberias de abrir tu propio blog, siempre es un lujo leer tus comentarios tan bonitos y tiernos.
Besos Jorge!
-------------------

Un día intentare que entre en la senda que un día me emociono a mi y aun me sigue emocionando, la de la lectura. Me alegro de verte de nuevo por aqui.
Besos!

Willy dijo...

Enormeeeee... buenos y viejos recuerdos... hay genet q cuando se pasa por mi clase dice q sólo con ver a los enanos ya entra de nuevo en su infancia...si es q en el fondo todos tenemos un poquito de Peter Pan y Campanilla eh jejejeje....

Un abrazo grande... lo que puede marcar el cole en la vida de una persona...tremendo!

Ricardo Baticón dijo...

Hola Ana!

cuando he visto la portada de este libro de texto me sonaba mucho, yo creo que también lo tuve!, qué gracia. Seguro que tú hijo también cogerá el gusto de lo que cuentas, lo que tú le transmitas... y se lo transmitirás bien, seguro.

Un abrazo!

berrendita dijo...

Anita!!!! Me acabas de devolver al olor de los lápices de madera, a los primeros pasos por las letras.... todo, todo lo que cuentas forma parte de mis primeros recuerdos!!!

Gracias, gracias, gracias.
Besos para tí y para tu pequeña prole. Muasss.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Ana!

ya que llevaba unos días desconectados del mundo virtual, pasaba sólo a saludarte.

Un abrazo!

Ana dijo...

Tu que das clase comprenderas mas estas sensaciones, los enanos siempre son maravillosos.
Besos Willy!
----------------

Puede se que lo hayas tenido, ya ves, y es que es tan bello todo este mundo. X cierto, gracias por el saludo, yo estoy de lo mas perdida.
Besos!
----------------

Berrendita, tanto tiempo sin dejarme un comentario, me alegro de verte por mi blog.
Besos!

Willy dijo...

Hola Ana, te dejo un abrazo grande y te deseo unja feliz semani!

noeli dijo...

Hola mi preciosa Ana, andamos perdidillas las dos jeje, yo llevo un mes bastante regular, con mi abuelita en el hospital, pero ya esta mucho mejor gracias a Dios. Oye, que pinchazico en el corazón he sentido al recordar los libros de Senda, tengo el de la niña marciana entre mis tesoros. Que infancia mas maravillosa hemos tenido, espero que nunca se pierda del todo esa inocencia. :) gracias ,, y me voy a la salita de relatos jeje :D muaa, un beso grandisimo.

Jesús dijo...

Y la lectura que abre al universo de la escritura,
a ese diálogo consigo mismo interminable...
Un besote

Ricardo Baticón dijo...

Hola Ana!

Después de este Puente de Diciembre, pasaba sólo a saludarte. Un abrazo!

Ariadna dijo...

Hola! Tenía recuerdos preciosos de esos libros, y ahora, gracias a internet, los he encontrado y he podido comprarlos de segunda mano, y los tengo otra vez! Fantástico tu post.