jueves, 27 de octubre de 2011

Silencio

El viento en la cara, su susurro en tus oídos, silencio..

La lluvia que no cesa, se resbala por tu cara, silencio..

Caminas y caminas, sin saber a donde vas, silencio...

La luz que llega, la luz que se va, silencio...

Una voz te llama, lejana, perdida, silencio..

Alguien te sigue, apresuras el paso, silencio..

¿No comprenden que quieres estar sola?

¿No comprenden que necesitas no estar?

¿No comprenden que tu vida no es vida?

Silencio..


Notas una mano en tu brazo, que te agarra, que te detiene. Una sombra ante ti, su respiración, su aliento, su olor. Cierras los ojos y no deseas abrirlos, solo deseas escapar, solo deseas el silencio, su silencio.


El silencio es roto, roto por un "pum,pum", roto por un sonido acompasado y rítmico, y lo sabes, sabes lo que es, es tu corazón.


Tu corazón no lo has podido silenciar, no has podido parar su latido fuerte y lleno de vida, y eso es lo que odias, tu vida sin su vida.


Abres los ojos y reconoces el rostro que te mira, ves mover sus labios que te llaman una y otra vez. Se rompe el silencio, oyes tu nombre y estallan todos los sentimientos.


Antes de caer al suelo esa persona te coge y te refugias en ella... si tu corazón late sabes que podrás sobrevivir...

4 comentarios:

jupiter24 dijo...

El corazon late en silencio entre los gritos de los demas.

Un saludo.

Ana dijo...

Cierto como la vida misma.
Un saludo!

Ricardo Baticón dijo...

Me ha gustado mucho este post, Ana. Silencio... silencio... Enhorabuena... y un abrazo!

Manuel dijo...

Mientras que el corazón no se silencie, siguirá latiendo la esperenza de una vida mejor...