martes, 30 de septiembre de 2008

Farinelli il castrato

No se si alguna vez habéis oído hablar de los "castratos" dentro de la música clásica. Eran varones que eran castrados antes de la pubertad para preservar su registro vocal de contralto o soprano.
Los castrati aunaban en su voz la ternura de un niño y la potencia y agilidad de un adulto. Fueron voces muy codiciadas y aplaudidas. Unos de los más famosos castrati fue Carlo Broschi más conocido como Farinelli.
Precisamente a raíz de una película que hicieron de este espectacular cantante conocí yo esta parte de la música, y a él le voy a dedicar mi entrada de hoy.





Nació en el seno de una familia de la baja nobleza. Fue castrado cuando era un niño para preservar su voz de soprano en la edad adulta, aunque también se baraja que su castración fuese una necesidad médica después de sufrir un accidente con un caballo. A muchos niños se les decía que eran castrados por razones médicas para evitar represalias, ya que la castración estaba penalizada (las autoridades de la época solían hacer la vista gorda y no perseguían los casos de castración).
Siguiendo la tradición de quienes le precedieron, Farinelli fue enviado a un conservatorio, lugar reservado para el entrenamiento de los castrati. En estos lugares se daba amplio entrenamiento de voz a los niños, lecciones acerca de composición y también les daban la oportunidad de improvisar; de ahí los informes de que Farinelli daba toques personales a las piezas ya compuestas que se le daban para cantar, para la delicia de su público. Él mismo se bautizó con el nombre artístico de Farinelli, tomado de un magistrado italiano.
Bajo la instrucción de Nicola Porpora, Farinelli adquirió una voz de maravillosa belleza. Se hizo famoso en el sur de Italia como il ragazzo («el muchacho»). Su primera actuación en una lugar público fue en 1720, con la Angelica e Medoro, de Porpora. En 1722 realizó su primera aparición en Roma, con Eumene, de su maestro, despertando un gran entusiasmo al superar a un popular trompetista alemán, a quien Porpora había compuesto un obligado para una de las canciones del joven; al sostener y aumentar una nota de prodigiosa longitud, pureza y poder, y en las variaciones y gorjeos que lanzó al aire. En las óperas, regularmente cantaba papeles de mujer, como por ejemplo, Adelaida, en Adelaide, de Porpora.

Farinelli se presentó en Viena, y en Venecia el año siguiente, regresando a Nápoles poco después. Cantó en Milán en 1726. Cantó en Bolonia en 1727. Fue allí donde conoció al cantante Antonio Maria Bernacchi (quince años mayor que Farinelli), a quien debió mucho de su instrucción. Con un éxito y fama creciente, Farinelli se presentó en casi todas las grandes ciudades de Italia; regresó una tercera vez a Viena en 1731.

En Londres Farinelli modificó su estilo, según se dice, bajo el consejo de Carlos VI, desde una mera bravura de la escuela de Porpora a una de patetismo y simplicidad. Visitó Londres en 1734, arribando a tiempo para prestar su poderoso apoyo a la facción que en oposición a Händel había montado una ópera rival con Porpora como compositor y Senesino como cantante principal. Ni siquiera la ayuda de Farinelli pudo hacer que tuviera éxito.

Su primera aparición en el teatro Lincoln's Inn Fields fue con Artaserse, de la que gran parte de la música era de su hermano, Riccardo Broschi. Su éxito fue instantáneo. Federico, Príncipe de Gales y la corte lo llenaron de favores y regalos.

Tras pasar tres años en Inglaterra, Farinelli partió para España, quedándose antes algunos meses en Francia, donde cantó ante Luis XV de Francia. En España, donde sólo tenía planeado quedarse unos meses, terminó viviendo casi 25 años. Su voz, empleada por la reina para curar al rey Felipe V de su locura melancólica, le ganó tanta influencia con Felipe que éste eventualmente le dio el poder, si no el nombre oficial, de primer ministro. Farinelli era lo suficientemente sabio y modesto para usar ese poder discretamente. Estaba secretamente enamorado de una chica de la nobleza, de la cual no se sabe el nombre completo, solo sus iniciales: S.I.L.

Durante dos décadas, noche tras noche, a Farinelli se le pedía que cantara las mismas canciones al rey. Poco después del ascenso del rey Fernando VI, Farinelli fue nombrado director de teatros en Madrid y Aranjuez, y la mayoría de las obras que montó tenían textos de Pietro Metastasio. Se le otorgó el rango de caballero en 1750 y se le condecoró con la Cruz de Calatrava. Utilizó su poder en la corte para persuadir a Fernando que estableciera la ópera italiana. También colaboró con Domenico Scarlatti, un compañero napolitano que vivía en España. Después del ascenso de Carlos III, Farinelli se retiró a Bolonia con la fortuna que amasó, y allí pasó el resto de sus días con Metastasio, falleciendo pocos meses después que él. Su patrimonio incluía regalos de la realeza y valiosos instrumentos musicales, como un violín Stradivarius.

Farinelli no sólo cantó, sino que también tocó instrumentos musicales con teclado y la viola d'amore. Ocasionalmente compuso, escribió el texto y la música de un adiós a Londres aria y un aria para Fernando VI, así como sonatas en órganos.



Farinelli en esta pintura esta en el centro, sostiene una partitura en la mano.


Aquí, mas abajo os dejo un fragmento de la película. No en vano para poder hacer las tonalidades que llegaba el genial cantante tuvo que colaborar una soprano y una voz de contra tenor y ser mezcladas magistralmente por especialistas.



12 comentarios:

Ana dijo...

Nunca había escuchado sobre esto. Ahora no puedo ver el video pero prometo verlo en casa. Besos!

Ana dijo...

Pues cuando lo veas espero que te guste, y mira, ya sabes algo mas sobre aquella época. Hoy en día ya no castran a nadie para que tenga una portentosa voz.
Un beso!

Extensus dijo...

Es un tema interesante lo de los castrati pero me alegro de que sea algo que forma parte del pasado. Un post muy interesante. 1beso.

Kinush dijo...

Qué buena entrada Ana!! qué te puedo decir de lo mucho que me gusta la figura de Farinelli y la maravillosa música que para el compusieron grandes compositores y y y esa pedazo de banda sonora que tiene la película....está genial!!
Un besote ana y gracias por traer a tu blog cozitas tan wenas!!!

d´paula dijo...

Claro que disfrutamos de esa maravillosa música, pero...¿a costa de qué?. Creo que para ello ya hay grandes sopranos mujeres y que cada voz, en su propio registro, puede llegar a ser maravillosa.Me parece una auténtica barbaridad lo que hacían.
Un beso

Ana dijo...

Y que siga formando parte del pasado. Hoy en día hay muy buenas voces tanto masculinas como femeninas y ninguna necesidad de algo así.
Un beso Extensus!
---------------------

De vez en cuando, me sale mi venita musi-clasica, y entonces me acuerdo de algo así.
Un beso Kinush!
---------------

Pues si, pero en aquellos años no era tan extraño ni tan rado.. hoy lo vemos como un atentado contra la integridad de la persona.. y es que todo era por la voz.. que cosas..
Un beso D'Paula!

Alatriste dijo...

Una película inolvidable, sobre un genio que has conseguido que parezca mucho más cercano con tu texto. Me gustó saber más cosas de su vida y de su obra.
Un beso muy fuerte y hoy la puesta al día en tu blog está siendo cultural. Me encanta!!!!!

RICARDO BATICÓN dijo...

Ana, vaya entradas más curradas y tan bien documentada que nos estás ofreciendo!... Muchas gracias... Vi Farinelli hace mucho y ya casi no me acuerdo... Un saludo!

kokrann dijo...

Algo habia escuchado de esas personas a los que castraban para conservar su voz. Desconocía, sin embargo, a Farinelli. Nunca viene mal tener culturilla ;).

Un abrazo.

Ana dijo...

La verdad es que cuando yo lei por fin su biografía me dio que pensar, pues en la pelicula lo ponen como a un hombre amargado, que esta todo el día medio ido por el opio (que era una especie de droga en aquella época) y muy dado al sexo.. mientras que en realidad es un hombre mas inteligente que todo eso que sabe y aprovecha su gracia para luego ascender y tener como quien dice una buena jubilación, aparte de que sabe tocar y compone un poquito.. pero no cabe duda de que la pelicula es maravillosa al fin y al cabo.
Un beso Alatriste!
-----------

Gracias, todo un halago cuando el de las entradas bien documentadas y curraras eres tu!
Un beso Ricardo!
------------------

Ya ves Kokrann lo que eran capaces de hacer antes con tal de tener voces fueras de serie... gracias a Dios ya se fue esa practica, y en el panorama actual sigue habiendo muy buenas voces.
Un beso!

Anónimo dijo...

amigos los castrati iniciaron a principios del siglo 17 porque en ese entonces la iglesia católica no permitía que una mujer cantará dentro de sus coros entonces recurieron a esta práctica para crear a hombres con voz femenina que incluso alcanzaban tesituras más agudas que una mujer llegaban a escalas de c5 y c6 es fabuloso en lo actualidad existen varios sopranos hombres uno de ellos y al que más admiro se llama radu marian es un ruso que tiene ahorita 30 años y es un caso extrano de castrado natural otra fisiológico en internet hay muy poca informacion de el busquen en YouTube con este nombre radu marian seguro les gustará saludos a todos

Anónimo dijo...

pero si es lo mismo que pone en la wikipedia, de currada nada, es un copia-pega