lunes, 11 de febrero de 2008

A la sombra de una canción

Era verano, las primeras vacaciones juntos despues de casados. Nos marchamos a un hotel una semana y la primera noche bajamos a tomar algo. Había un karaoke y a mi, que siempre me gusta cantar pedi el catalogo. La primera que cante fue una del Sabina,, "Pisa el acelerador", y entre los nervios y tal, no estuve muy acertada. La segunda elegi una canción que escribio Sabina y que la interpreta maravillosamente Ana Belen, la noche paro y sono la música. Cuando el hotel empezo a adormecerse del todo y solo quedabamos en la piscina la animadora del hotel, el guia del grupo que venia y dos camareros, entablamos una animada charla. El camarero refirio la canción y me felicito, dice que dejo de servir durante un rato embriagado por mi voz. La verdad, no es que sea una cantante profesional, pero esa canción la borde en el karaoque. Hicimos amistad con el guia, amistad que hoy, siete años despues aun continua, y pasamos unas deliciosas vacaciones en un sitio entrañable como era Mojacar.
Aqui os dejo la canción que tan buenos recuerdos me trae y que tanto me gusta, espero que la disfruteis...


2 comentarios:

Ricardo Baticón dijo...

Muy buena la historia, Ana, y encima con final feliz, amistad de 7 años con el guía y piropo del camarero. Yo reconozco que soy anti-Karaoke... pero no porque tenga nada contra el karaoke que me parece muy saludable sino por mi mismo, nunca me ha gustado cantar... prefiero escuchar!

Ana dijo...

A mi siempre me ha gustado, de hecho toco la guitarra y bueno, no entono mal, me invento cancioncillas... todo ese tema me apasiona...
Un beso!