sábado, 13 de diciembre de 2008

Tortazo o paliza

Cuando unos padres están esperando un retoño le piden todos los días a Dios que el pequeño o pequeña nazca sana/o. Da igual que sea uno o una, que sea mas guapo/a o mas feo/a, que a la larga sea mas bueno/a o revoltoso/a. Lo mas importante para unos padres es que nazca bien, que no traiga ninguna historia que haga que su vida sea un difícil arrastrar de sufrimiento, sufrimiento que al final los padres parecen casi mas que el propio hijo. Ayer estuve en el primer día de cursillo de preparación al parto y la preocupación mayor por todas las mamas era esa, que viniera bien.
¿Que clase de animal pega a sus hijos hasta la saciedad?, ¿los maltrata sin compasión?, ¿los lleva al hospital en un irreparable estado de coma?.. y al final... ¿lo deja vegetativo para toda su vida?

Alba, la niña que se esta escuchando tanto ahora en las noticias, era una niña afable, tranquila, buena. No era una niña conflictiva ni pendenciera, si no todo lo contrario, según sus profesores era una niña dulce y algo tímida. Supongo que sus horas en el colegio eran las mejores para ella del día, pues allí, con sus compañeros y sus educadores que la trataban con cariño se sentía a salvo de todo. Supongo que cuando la recogiera su madre o su padrastro y la llevara a casa la pobre iría con un miedo incontenible en el cuerpo, temblaría de pensar que en cualquier cosa (seguramente sin importancia que hacen todos los niños de su edad) su padrastro saltaría en cólera y le pegaría una paliza. Que la ataría de manos y le haría tomar la comida... y Dios mio, se me ha ido el vomito... pues nada.. entraría con la comida también... mas calentito si cabe y ese vomito mezclado de la amargura que se echa del estomago. Que si se portaba mal por algo, la desnudaría y la pondría de cara a la pared. Su cuerpo temblando por el frió aguantaria hasta que le diera la gana a esa bestia que habitaba en casa con su madre... y cosas, que seguramente no se habrán contando en la tele y que también le harían a la pequeña Alba. Hasta que un mal día, esa cosa abobinable se paso tanto en los palos que la ingresaron en coma en el hospital. Hoy, la pobre chiquilla vive en una silla de ruedas medio vegetal y están juzgando que hacer con los que la llevaron a aquel estado.

Aquí, en Andalucia, ha sido juzgada una mujer por darle un bofeton mal afortunado a su hijo, y ha sido condenada a 45 día de cárcel y un año completo sin acercarse al chiquillo. Ayer, el chiquillo, hijo de la condenada, salia en la tele diciendo que no había sido para tanto.. hasta al pobrecillo le parecía una esageración la condena de su pobre madre.

Mas, ¿como juzgar a un ser que lleva a una niña sana a base de palizas y vejaciones a ser practicamente vegetativa?... ¿que condena abría que darle?...

13 comentarios:

carlos dijo...

Cada vez que veo en la tele la historia de Alba se me cae el alma a los pies, quien ha sido capaz de semejante atrocidad solo puede ser un animal.
En cuanto a la mujer que ha sido juzgada me parece bochornoso, solo es el reflejo de la sociedad en que vivimos donde parece que el mundo se desmorona, no creo que pase nada por dar un cachete a un niño yo creo que es casi encesario en su educación.

Extensus dijo...

La condena que se merece semejante animal no sería políticamente correcta. Todos sabemos qué merece, aunque decirlo no quede bien. En estos casos todos sabemos qué habría que hacer, de qué manera esa persona debería pagar lo que ha hecho. Saludos.

d´paula dijo...

Pues mira voy a ser muy sincero. Creo que casi debería ponerse la pena de muerte. No penséis que soy un radical pero es que no se puede tolerar ciertos comportamientos que, seguro, dirán que corresponden a problemas psicológicos. Lo mismo que pienso que lo de la madre de la bofetada es exagerado, más bien un accidente, que se ha extralimitado por culpa del niño, del colegio y de los profesores. Lo que es cierto, y no cabe la menor duda, es que están ocurriendo cosas verdaderamente increíbles, que superan el propio raciocinio y que nos conducen a no saber valorar con exactitud la gravedad de los problemas. El mundo está enfermo, la humanidad está enferma.
Un beso Ana y que Dios nos ayude para seguir teniendo un mínimo de cordura.

JORGE dijo...

En el caso de Alba creo que la mayor culpable es su madre; porque no hay quien se crea que ella no sabía nada. Ella debió cortar eso el primer día y enviar lejos a su "compañero". Este tipejo, que no merece ser llamado hombre, sí que merece un castigo para toda la vida; nunca, desde mi punto de vista la pena de muerte, pues nadie somos quién para justificarla, para juzgarla y menos aún para ejecutarla. Además, de esa manera todo acabaría rápido; creo que merece estar entre rejas el resto de sus días y estar TODA SU VIDA pagando por el sufrimiento que ha inflingido a una niña inocente.Toda la vida arrepintiéndose de ello.
El tema de todo esto; y aqui entra a colación el caso de la madre que habláis de Pozo Alcón, es que la justicia tiene muchas varas de medir y no siempre aplica la misma y además está administrada muchas veces por funcionarios absolutamente irresponsables que son incapaces de valorar los perjuicios que una sentencia determinada pueda acarrear. No son absolutamente objetivos y además no piensan en las consecuencias de la condena impuesta, ¿o acaso alejando al niño de su madre un año le redime del dolor del guantazo? ¿acaso es que no le va a perjudicar mucho más el estar alejado de ella?. No olvidemos tampoco que eso fue debido a que antes ÉL habia lanzado una zapatilla a su madre; que como diría cierto ministro de gobiernos pasados.. "MANDA GÜEVOS..."".

Total y absolutamente demencial, incoherente y sin sentido.

Luchete dijo...

Hola... conmovedora la historia de Alba... yo tb soy andaluz y siento vergüenza vaya...pero respecto a la mujer condenada... es lamentable, penoso, bochornso.... lodela justicia...yo soy maestro, trabajo con niños todos los días... y un cachete a tiempo es, además de positivo, necesario... lo q no es normal q un niño pegue a su madre... eso sí q no se puede consentir...un tema delicado, sin duda.

Buen post y gran blog, un saludo!

Tere dijo...

Esque son temas delicasdos i,pero segun lo que cuentan en la tele............a veces me parece que la justicia no hace lo mas correcto,bajo mi punto de vista.
Por que luego por robar una barra de pan te caen 40 años en la carcel y luego otras cosas muchisimo mas gordas no se condenan........

Yo como hace poco hable en mi blog de este tema,creo que un cachete no te marca pa toa la vida,no creo que sea nada malo,otra cosa es una paliza,esas son palabras mayores.

Un besico ana!!

berrendita dijo...

Por desgracia, ahí tenemos la cara y la cruz de esta sociedad con su asquerosa vara de medir.

Lo demás, Ana, ya lo preguntas tú: ¿qué condena habría que darle? Pues, sinceramente, no lo sé. Es un hecho tan abominable, tan cruel y tan terrible, que no sé qué sentencia podría ser 'justa'. A la pequeña Alba, ya nadie va a devolverle su vida como era cuando vino al mundo. Eso es lo terrible de esta historia, que hace que se nos parta el alma.
Un beso.

d´paula dijo...

Jorge, ¿lo de la pena de muerte lo dices con la boca pequeña?. Hay casos en los que debería existir; no es que yo esté muy de acuerdo con este sistema de castigo, pero.... ¿se merecen menos?. Una persona así no merece vivir y conste que no soy quien para decir quien y quien no merece vivir.

estrella de mar dijo...

En el caso de bofetón creo que es peor para el niño la condena que el bofetón. Seguro que al niño no le hace ningún bien estar un año lejos de su madre. Considero que el juez no ha pensado en el niño y ha querido poner una condena ejemplar que no creo que solucione nada.

Hay que enseñar a los hijos sin pegar, en eso estoy de acuerdo. Pero para eso hay que enseñar a los padres que el bofetón que te daba tu padre no te sirvió para nada. Que lo que dejaste de hacer lo dejaste de hacer porque así lo decidiste, no por el miedo a que te metieran un tortazo.

Y lo digo yo, que de pequeña me llevé más de uno. Y por esas tortas odié a mi padre durante toda mi infancia. Y mucho. (Ahora no).

en el caso de Alba, por otra parte, no sólo tienen que pagar por el daño que le han hecho su madre y su padrastro. Los servicios sociales no actuaron a tiempo, aún sabiendo que a esa niña se le maltrataba.

¡qué reflexivas estamos!

un abrazo

Ana dijo...

De echo Carlos todos hemos recibido alguna vez un cachete o un palmotazo en el culo, y no por eso han arrestado a nuestros padres y le han llevado a la carcel, sobre lo de chiquilla, que decir que no se haya dicho ya.
Un beso.
-----------------

A buen entendedor con pocas palabras basta..
Un beso Extensus.
------------------

Pienso que la pena de muerte es llegar demasiado lejos, aunque se la merezca sin duda... y aqui ya os contesto a los dos, a ti D'Paula y a Jorge.. yo estoy mas con Jorge de la cadena perpetua y desde luego que esa mujer estaba al corriente de todo... ya no las razones por las que seguia con ese tio.. pero bien que su ex-mujer (la que tenia otra niña un poco mayor que Alba) si que se separo de ese mal nacido a tiempo.
Referente a lo de Pozo Alcon, como dijo el mismo defensor del menor en Andalucia es esagerada la condena, y creo que todos estamos de acuerdo en eso.
Un beso a los dos!
------------------

Bienvenido Luchete. En el caso de Alba es una verdadera pena, en el caso de la mujer del cachete es esagerada la sentencia.
Un beso!
-------------

Hablaste y opine en tu blog de ese tema, así que ya ves lo que son las cosas, yo me he referido a tu indignación de aquella vez y a una indignación que creo que es mucho mayor en consecuencias pero que tiene la misma fuerza.. y hay estamos, oyendo y viendo cosas que nos dejan cada día mas atonitos.
Un beso Tere.
--------------------

Como decia al principio de mi entrada, todos los padres y madres que por alguna razón deseamos fervientemente serlos de corazón, nuestro único temor es que nuestro retoño o retoña nazca con alguna clase de enfermedad, malformación, retraso.. y ver que una niña sana pase por esos malos tratos a un estado tan precario.. se te enciende el alma y el corazón!! A ella, como tu bien dices nadie le va a devolver su vida.. ¿que hacer con quien se la quito?
Un beso Berrendita.
--------------

D'Paula.. hay muchas personas en este mundo que no merecen vivir por sus actos.. pero a todos les llegara la hora de ser juzgados.
Un beso.
--------------

Creo que has dado en la clave. La condena no es buena, si no enseñar a esos padres y a esos hijos a traves de una especialista a convivir.. esa creo que en ese caso hubiera sido la resolución adecuada.. una super nani y no solo para la tele.
En el caso de Alba si merecen una buena condena.
Un beso Estrella.

@ngelito dijo...

No sabía lo ocurrido de esta chica, porque la verdad no veo televisión a penas, ya que intento alejarme del potencial manipulador que tiene sobre nosotros. Pero está claro que esto que cuentas me parece inimaginable y me da mucha pena lo que le ha ocurrido a la niña.

Yo pienso que nunca hay que pegar a los hijos hagan lo que hagan, es mejor castigar que pegar. Nunca se debe poner la mano encima a nadie. Tener un hijo no te da derecho a pegarle. El hijo debe recibir una educación pero no a base de palizas. Además hay que recordad que nadie pide venir al mundo. Quien tenga hijos debe saber que no son juguetes...

Besos Ana.

Ana dijo...

Pues me he sentido como el telediario en tu caso, puesto que no sabias nada. De todas formas, te dire, que la tele bien es cierto que la mayoría de las cosas que echan son telebasura, pero al menos el telediario si es bueno verlo para saber lo que va ocurriendo en este loco mundo.
Un beso Angelito.

@ngelito dijo...

Ana, ya no sabes que creerte con lo que emiten. Las noticas son manipuladas y las manejan como quieren para que pensemos de un modo u otro. Ya te digo que los que están arriba saben bien lo que están haciendo. Mientras se las ingenian para seguir con su manera de crear el nuevo orden mundial, nos echan noticias de este tipo para distraernos, pero lo verdaderamente importante no está saliendo a la luz, porque no les interesa.

Voy a colgar en breve una conferncia de David Icke sobre esto que te estoy contando. Dura como dos horas, pero es realmente interesante todo lo que dice.

Besitos