viernes, 9 de mayo de 2008

Una sonrisa pa el fin de semana


Llega otra fin de semana mas, y cuando pase, pronto llegaremos a estar casi a mitad de mes. Como no se me ocurre nada os voy a dejar un "satinete" (creo que se llama así) que hice hace ya tiempo cuando me aficione a escribir tonterías de teatro. Nunca se ha representado, pero como es muy simpático espero que os arranque una sonrisa.
---------------------------------

(Un hombre y una mujer están sentados en un sofá, el hombre esta tranquilamente viendo la tele y la mujer mira nerviosa el reloj)
M.- Pepe. (algo alterada)
P.- ¿qué? (con resignación)
M.- ¿Te has fijado en la hora?
P.- No.
M.- Son las once y media.
P.- ¿Y?
M.- Pues que no ha venido todavía.
P.- ¿Y?
M.- Que le dije a las once.
P.- ¿Y?
M.- (Gritando) Me estas poniendo de los nervios con tu tranquilidad y tu “y” estúpido, ¿es que no te das cuenta de que se esta retrasando ya?
P.- Como siempre.
M.- Y te quedas hay tan pancho, (parodiando a su marido) “como siempre”, es que no se, no se.
P.- ¿Qué es lo que no sabes?
M.- Cuando te darás cuenta de la situación.
P.- María, siempre estas con lo mismo, es mayor, sabe lo que hace ya, no se de que situación absurda me hablas.
M.- (Suspirando), ¡Desde luego Pepe!, le puede pasar algo por hay. A saber donde estará y con quién.
P.- Estará con sus amigas y sus amigos, el lugar, pues supongo que por donde siempre suelan estar, yo nunca le he preguntado.
M.- Claro, como si a ti no te tocase nada, pues te deberías de preocupar, como yo.
P.- ¿Para que?, si tu lo haces por los dos.
M.- Pepe, es que me desesperas.
P.- (Muy calmado) Y tu a mi, y mira, calla ya mujer, que estoy intentando ver el documental este del lobo del Hombre y la tierra.
M.- (Cabreada) ¡Si lo has visto ya un montón de veces!, ¡yo no se como no te lo sabes de memoria ya!
P.- Es que me gusta, mujer, es muy emocionante cuando la loba tiene que trasladar a sus lobeznos por culpa de los cazadores, claro, uno se pierde y se muere. (haciendo pucheros) ¿no te emociona a ti?
M.- ¡A mi que me va a emocionar!. Algunas veces pienso que quieres mas a esos animalejos que a nosotros. Deberías de haber sido veterinario en vez de albañil.
P.- (Dolido) No he sido por qué nunca he podido costearme la universidad y tu lo sabes.
M.- Y pretendes aprender algo con los documentales esos, ¡pues vaya!.
P.- Por lo menos veo sitios y lugares a los que nunca podré ir por qué a ti no te gusta ir al campo.
M.- Si, a dormir a una tienda de esas.. vamos, por los suelos... ni hablar.
P.- Pues por esa razón ya te puedes callar y dejarme ver mi documental.
(Ella no contesta, pasa un rato, se levanta, pasea por la habitación nerviosa mirando el reloj)
M.- Pepe.
P.- ¿Qué? (Intentando conservar la calma.)
M.- Son las doce menos veinte, lleva ya cuarenta minutos de retraso.
P.- Ya vendrá, mujer.
M.- Pero es que le dije a las once, es que nunca me hace caso, y luego estoy yo aquí, preocupada por ella... no tiene consideración. (llorisqueando las ultimas palabras)
P.- ¿Por qué no vas y te preparas una tila?
M.- ¡Una tila!, ¿para que quiero yo una tila?, ¡lo que necesito es que venga ya!
P.- Que pesada te pones, ¡eh!
M.- Pero tu no sabes lo peor, creo que sale con alguien.
P.- Bueno, ¿y eso es malo?
M.- Pues que no tiene edad para esas cosas.
P.- Que no tiene edad, pues yo creo que si, vamos.
M.- Tu es que lo ves todo bien, vamos.
P.- Mira María, lo veo bien, si...
M.- Pues no.
P.- Lo paso muy mal y si ahora sale con alguien significa que esta mas animada y...
M.- ¿Ella solo?, creo que todos lo pasamos mal.
P.- Perdona, también tu lo pasaste muy mal.
M.- ¿Y tu no? (El hombre se queda pensativo) ..Ahora si voy a tomarme una tila
(Se sale del escenario, se queda solo el hombre durante un rato mientras disfruta de la tele, entra la mujer con la taza en la mano y se lo toma lentamente mientras miran los dos la tele. El hombre la apaga y mira a su esposa)
P.- ¿Nos acostamos?
M.- (Con extrañeza) ¿Te vas a acostar?
P.- Pues claro, como todas las noches cuando me da sueño, y tu deberías de hacer lo mismo.
M.- ¿Sabes que hora es?
(Pepe mira la hora y contesta)
P.- Si, son las doce, la hora en que acababa el documental y me voy a acostar.
M.- Pues no se por qué no ha venido todavía.
P.- Ya llegara.
M.- Pepe, como puedes ser tan impasible.
(Pepe no contesta a eso y levantándose suelta)
P.- Mira cariño, yo me voy a acostar, ve cuando quieras.

(Se va y se queda la mujer sola, de fondo empieza a sonar un tic-tac de reloj. Mira varias veces la hora, de pronto el tic-tac deja de sonar y entra un personaje nuevo a la escena, despacito, intentando no hacer ruido)
M.- (Histérica) ¡Mama!, ¿Tu sabes que hora es?
(La mujer grita asustada, se apoya en la mesa, se echa mano al corazón y mira a su hija que esta en el sofá).
A.- Pues no, no se que hora es.
M.- ¡Son la una y cuarto!
A.- Tan tarde, y, ¿no te has acostado aún?
M.- No, estoy esperándote, te dije que regresaras a las once, ¿dónde has estado?
A.- Pues en el club de los jubilados y como ha habido baile pues...
M.- Mama, a tu edad bailando, es que no me lo explico.
A.- (Con gracia) Mientras el cuerpo aguante, ¿por qué no?, (canturreando) Dale a tu cuerpo alegría Macarena..
M.- ¡Mama!
A.- Ahí hija, como eres.. le cortas a cualquiera el rollo.
M.- Y a saber con quien has bailado.
A.- Con Juan, ¿es que no te lo he dicho hija?, (sonriendo como una colegiala) tengo novio, se llama Juan.
M.- Pero mama...
A.- ¿Qué?, no es malo, te dan mas ganas de vivir.
M.- Si es que eres una irresponsable, tu por hay de juerga y yo aquí, preocupada sin saber si estas bien o no.
A.- Pues mira esta noche me lo he pasado muy bien, pero el susto que me has dado al entrar es para ataque de corazón.
M.- ¡No digas eso! ... si te pasa algo...
A.- María, desde luego te montas cada película, hija. Si me pongo mala seguro que os avisan de momento... anda vete a la cama y descansa que yo voy a hacer lo mismo.
M.- No se como puedes estar tan tranquila.
A.- María, me parece a mi que eres una “carca”. Deberías de salir mas con tu marido en vez de estar siempre encerrados en casa viendo documentales de animalitos. Anda acuestate ya, buenas noches.
M- Buenas noches..
(Se van las dos y se cierra el telón)

Espero que os haya gustado.

Feliz Fin de Semana a todos.

5 comentarios:

Solcito dijo...

jaja, me ha arrancado una sonrisa, sin duda..

Feliz fin de semana para vos también.

Ana dijo...

Me alegro, siempre es bueno sonreir.
Un saludo solcito!

D´Paula dijo...

Ojalá pudiese yo vivir esa situación de mayor. Pero que la vida me de la salud suficiente, la autonomía suficiente como para no tener que depender de ninguna hija, ni siquiera para tener que vivir con ella.
Un beso.

Ana dijo...

Eso es lo que queremos todos, que cuando seamos mayores, mayores, poder seguir siendo independientes.
Un beso.

Mi Portal Vida dijo...

Me ha encantado tu historia he estado pensando hasta el final que se trataba de la niña !valla ha sido hermoso! te felicito