jueves, 6 de noviembre de 2008

Por siempre alli - 2ª Parte

Bueno, no puedo ser tan mala y dejaros en la estacada con un planteamiento tan ancho como el mar.... SEGUNDA PARTE.- CAPITULO I

Sonó el despertador en la habitación y se despertó sobresaltada. Miro a su alrededor y no reconoció el lugar.. ¿dónde estaba?..
Paula dio unos golpecitos en la puerta y se asomo.
- Ana venga, que eres mas vaga, levántate.
¿Vaga?.. ¿por qué vaga?... Se sentía confundida.. hacía unos segundos había estado con su amiga en la edad media ayudando a Rodrigo.. su amigo.. se sentía agotada.. se fijo bien.. aquella habitación era la del apartamento de Víctor... ¿qué hacían otra vez allí?. Quizás se desmayara al principio del camino y la llevara.. tenía que averiguarlo. Se levanto y estaba vestida, salió y Paula la esperaba.
- Creía que tenias muchas ganas de empezar este cursillo.
- ¿Cursillo?..
- Si, el de técnicas de comunicación.. – sonrío.- creo que te has levantado bastante adormilada. Vamos.. despierta.
- Pero si lo hicimos ha.. ¿qué fecha es hoy?
- Pues diez de mayo, primer día de curso.. ¿recuerdas?. Ayer no quisiste salir a tomar café y cuando volvimos dormías como una marmota, así que te dejamos. Mas tarde entre Víctor y yo te entramos a tu cuarto, estabas tan profundamente dormida que ni te enteraste.
- No puede ser verdad.. dime que no es cierto.
- ¿Y por que te voy a engañar?
Bajaron hasta la puerta y conocía las calles. Al entrar a la clase paso todo como lo había.. ¿vivido o soñado? ... la misma profesora, las mismas preguntas.. todo igual. Cada momento, cada cosa, cada detalle. ¿Habría retrocedido en el tiempo?, ¿Estaría soñando ahora?.
- Ana.. oye.. ¿pero que estas pensando?
Ana volvió a la realidad y miro a su amiga.
- Te estoy preguntando que si quieres que compremos yogur..
- Si.. si..
- Bien... a ver si dejas de pensar en ese cretino ya..
- Si.. si..
Terminaron las compras, comieron en un buffet y en el apartamento posteriormente rellenaron el frigorífico. Ana se sentó en el sofá mientras su amiga entro a retocarse.
- Ana, nos va..
- No gracias.. no me apetece tomar café.
Víctor se quedo parado.
- ¿Cómo sabias que..?
- Lo he supuesto.. y en serio no me apetece, aunque esta noche si iré con vosotros al cine.
- ¿Al cine?
- Si.. – se quedo parada.- su mente le aviso de que no debía de adelantarse a los hechos.- .. bueno.. a mi me gustaría.. vamos..
- Quizás se pueda hacer algo.
Paula salió de arreglarse.
- Nos vamos, ¿te vienes?
- No.
- Pues ala, hay te quedas.
Ana se quedo un poco confusa, esa no era la contestación de su sueño, era otra. Vio como se marchaban los dos, espero un rato y se asomo al balcón. Se veía el mar tranquilizador.. según todo lo que había soñado se lo tendría que encontrar aquella tarde. Espero un rato mas y salió. No callejeó como en su sueño, no ando sin rumbo fijo. Llego directamente a la esquina.. allí, detrás estaba el bosque y el cast.. ¿dónde estaba el castillo?. Algo no encajaba bien.. no se veía como lo había visto la primera vez. Camino por el sendero, se introdujo en el bosque y llego hasta el lugar donde estuviese su cabaña.. no estaba. En su lugar había árboles y árboles.. descendió hasta el lago y se notaba el paso de la civilización. El agua no estaba tan clara como en su sueño.. cada vez estaba mas convencida de que era así.. Se sentó abatida, algunas cosas coincidían.. pero otras.. la vida le estaba jugando una mala pasada. Cerro los ojos, quería dormir, soñar otra vez con él.. si era un sueño deseaba volver a ese sueño..
Un ruido la despertó.. miro para su procedencia y una cierva bebía agua acompañada de un cervatillo pequeño que apenas tendría una semana de vida. Aquello volvía a coincidir.. sabía que tenia que volver al piso.

Paula entró al apartamento y se encontró a su amiga viendo la tele.
- ¿No has salido en toda la tarde?
- No.
- Bueno, pues mueve ese culo que nos va...
- Lo se.. al cine..
Paula se quedo muda y observo a su amiga.
- ¿Desde cuando eres tan adivina?
- No se.. ¿Desde que sueño las cosas antes de que pasen?
- ¿Qué has soñado esto?
- Puede ser.. Quizás.
- Bueno, vamos.
Llegaron casi a las doce. Ana se acostó en la cama y antes de dormirse pensó en Rodrigo.


Pd. Cuando dije en la entrada anterior que ere el último capitulo, era el último capitulo de la primera parte... ¿que os pensabais?.. :)

7 comentarios:

carlos dijo...

Ana no nos puedes dejar asi, espero ansioso el próximo capítulo...

kokrann dijo...

¿Todo fue un sueño?

Vaya, qué pena. Seguro que Ana se sentirá algo decepcionada. Demasiado bonito para ser verdad...

De todas formas eso que le dice Paula a Ana medio en broma (o no tanto...) de que es "adivina" da que pensar...No me aventuro a decir que ocurrirá...

Un beso.

PD. Lo del pdf es fácil. Tienes que descargarte un programa (ya te contaré si quieres detalladamente). Lo que no se es la forma de colgarlo en un blog pero seguro que habrá alguna manera.

d´paula dijo...

No creo que todo haya sido un sueño. Seguro que tuvo que pasar algo para que se vuelva a esta situación. Espero el siguiente capítulo, no quiero adelantarme a los acontecimientos que luego me regañas.
Un beso

Ana dijo...

Habra mas capitulos, no te preocupes... y poco a poco llegaremos a las conclusiones finales..
Un beso Carlos, me alegro de verte de nuevo por mi blog!
--------------------

Decepcionada no, confundida.. y no es para menos pues era tan real todo lo vivido...
Sobre lo del PDF lo vamos a dejar, sabes q incando en etiquetas te salen todos los capitulos seguidos y así puedes imprimirlos todos seguidos tambien o leerlos.. vamo a dejarlos así, de forma rustica..
:)
Un beso!
--------------------

Prometo no regañarte si te adelantas un poquito !! Es que eres muy intuitivo.. como Ana en este primer capitulo de la segunda parte :)
Un beso D'Paula!

Gorky dijo...

Con motivo de tu entrada tengo el placer de enviarte tres parebienes:

Enhorabuena!. Has tratado con lógica el bucle temporal y eso es muy dificil. Suele ser el fallo de todas las narraciones que juegan con el tiempo.
Al variar un suceso en el pasado, todo el futuro se rehace y por lógica el futuro que varia es todo lo referente al bosque-castillo-lago que ya no han sido cuidados y la cabaña no existe porque nadie vive alli.
Y la irrupción de Rodrigo en la actualidad se produce en el primer día del curso, punto en que la historia debe reescribirse para Ana.

Segunda felicitación por cómo has tratado la "repetición" narrativa del día primero. Has tocado los puntos claves de la historia anterior para traer a la memoria lo que sucedió, pero sin recrearte y dando pinceladas de nueva redacción que no hacen aburrido el revivirlo.

Por último, la tercera cumplimentación. Me refiero a los guiños que mantienes con el lector por los comentarios a modo postdata. Es una interesante confabulación entre autor y lector. En ocasiones se usa en teatro o cine, pero normalmente entre actor y público. Tu sin embargo, y es menos común, lo creas entre el narrador y el público.

Y como no me gusta afear, si quieres que te diga algún defectillo que he localizado, te ofrezco mi correo (en mi blog lo tienes), y te lo cuento en "petit comité".

Un besazo enorme y gracias por no dejarme en un sinvivir con la primera parte.

RICARDO BATICÓN dijo...

Qué bueno Ana, "último capitulo de la primera parte... " qué buena campaña de marketing para la tele!... eso es crear expectación y lo demás bobadas. Bueno, pues seguiremos esta "segunda temporada" con el mismo interés que la primera.

Un abrazo.

Ana dijo...

Muchas gracias por tus alabanzas hacia mi mini-libro, pero es que cuando pienso en el montón de cosas destruidas por que no se encarga nadie de cuidarlas.. en mi pueblo, en lo alto de la peña se supone que hubo una gran fortaleza, y quedan restos nada mas pues a nadie se le ocurrio en su día que se podía conservar.. ademas, deteriorados, con grafitis.. a mi esas cosas me dan un coraje que no me veas.. pero a ver.. el paso del tiempo es inevitable y claro, no todo tiene vigilancia para que los vandalos no puedan hacer de las suyas.
Un beso gorky!

Pd. Me conectare contigo para esas aclaraciones.
---------------------

Me hace gracia lo de la segunda temporada, pero quizás sea un poco así.
Un beso Ricardo!