martes, 11 de noviembre de 2008

Por siempre alli - 2ª Parte

CAPITULO II

Unos golpes en la puerta la despertó. Al pronto se sintió desorientada, pero pronto supo donde estaba.
- Señora.. deben esconderse.. su padre se acerca a gran velocidad con dos caballeros mas... rápido.. salga que le diga un sitio.
La princesa se levanto de la cama y busco por la habitación, no veía a Rodrigo y se empezó a preocupar. Salió y un hombre esperaba en la puerta.
- Venga.. no hay tiempo que perder.
Lo acompaño y del suelo abrió una trampilla precedida de unas escalerillas.
- Descienda por aquí.
Ella hizo lo que el hombre le indicaba y vio como este cerraba el hueco y ponía algo encima de la estrecha entrada. Sintió miedo, los minutos se hacían eternos. El espacio era tan sumamente pequeño que no se podía mover y su único pensamiento era la angustia de no saber donde estaba Rodrigo. No supo el tiempo que paso cuando oyó unos pasos que se acercaban y una conversación.
- ¡Mire posadero!, como encuentre por casualidad a mi hija, que sepa que será su ruina.
- Mi señor, aquí no ha parado nadie con las descripciones que me ha dado.
La princesa noto que la angustia la atacaba mas al oír la voz de su padre tan cerca. No se atrevía casi a respirar, se preguntaba una y otra vez donde estaría Rodrigo. Oyó como registraban las habitaciones, como pateaban la planta, como se alejaban los pasos, como volvían unos y se paraba casi encima de donde ella estaba, como se clavaban unos ojos sobre ella. Tembló de miedo, miro para el suelo sobrecogida. Duro varios segundos aquella sensación, luego se alejo de allí. La princesa estaba segura de que la habían descubierto quien fuera pero se había alejado sin decir nada. A la media hora de aquello el tiesto se movió y alguien abrió la compuerta. La princesa quedo algo deslumbrada por la luz y la voz del posadero le indico que saliera.
- Ya se ha alejado su padre... pero debe de marcharse.. podría ser una gran complicación para mi el que la encontrase aquí.
- ¿Y Rodrigo?
- ¿Rodri..?
- El chico que me acompañaba cuando llegamos.
- El fue quien me aviso de que venia su padre y de que la escondiese.. cuando lo hizo salió al exterior y no se nada mas.
- Debo de esperar entonces a que regrese.
- Haga lo que le plazca.. pero mañana a mas tardar al medio día debe de irse.
- Bien.. esperare en mi aposento mientras.
El hombre no respondió y se marcho escaleras abajo.
La princesa ya no pudo conciliar de nuevo el sueño. Miraba impaciente y nerviosa la puerta con el temor de que le hubiese pasado algo a su amado. Unos golpes suaves sonó en esta.
- Adelante.- invito.
Rodrigo entro sigiloso y cerro tras de si. Allí estaba, sentada en la cama, hermosa como la más preciada rosa. Se acerco hasta ella y se sentó a su lado, ella lo abrazo con ansia.
- Creí que te había pasado algo.. he temido por ti.- y lo beso.
Rodrigo no noto la calidez de su beso como otras veces.. se sentía confuso.. ella era su princesa, si.. pero había otra. Otra que había arriesgado su vida por devolverle a él la suya esperando en otra época. Lo recordaba perfectamente. Se había introducido en aquel cuerpo segundos antes de verlas desaparecer, y había cabalgado hasta el lugar indicado. Cuando llego, ella lo esperaba. Comieron algo en aquella posada y mientras ella dormía el vigilo su sueño. Los había visto acercarse a los tres, habían salido de ese trago. ¿Hasta cuando?, él sabía que estaban allí, en la sombra, acechando. Sabia que el mago había visto a su princesa, lo presentía. Ahora sus sentidos eran distintos, al volver a ser humano se habían agudizado como los de un lobo.. y sabia que sus sentimientos habían cambiado para siempre. La miro y noto que se rompía su corazón.. aquellos ojos que le devolvían su reflejo estaban ilusionados, enternecidos.. y los suyos en cambio... desvió rápido su posición. Se levanto nervioso.
- Esto es una locura – comento mientras paseaba sin mirarla.
- Una locura de amor.. por ti he sido capaz de desafiar a mi padre.
- El nos perseguirá siempre, sin descanso.
- Me da igual, los burlaremos una y otra vez.
- ¿Toda una vida?
- Si es contigo, si.
- Princesa, no piensas con claridad. No tendremos descanso nunca, no..
- Hay una solución.. tengo un amigo que nos casara. Una vez unidos antes Dios nadie nos podrá separar, mi padre tendrá que acceder.
- O me quitara la vida.. una vez viuda podrás acceder a nuevas nupcias.
La princesa lo miro con lágrimas en los ojos, no había pensado en eso. La vida y la muerte era un delgado cordel.
- Si te diese muerte, yo moriría también.- dijo con la voz quebrada.
- No digas eso, tu debes vivir.
- Sin ti.. ¿para que?
- Para casarte con el príncipe asignado, para tener hijos que llenen de felicidad tu existencia, para tener una vida tranquila en un castillo que te pertenece... para eso.
- Yo quiero..
- Ya lo se.- la corto.- pero tenemos que ser realistas.. no nos dejara vivir a ninguno de los dos. En cambio, si ahora nos entregamos tendremos posibilidad de que alguno de los dos viva.
- Y esa posibilidad es solo mía.
- Si... además.- evito mirarla.- mis sentimientos han cambiado.
- ¿De un día a otro?
- Me ha ocurrido algo que tu no puedes comprender... debes de volver con tu padre.. ya no soy digno de ti.
Ella sonrió abiertamente.
- No debes de simular ante mi de que han cambiado tus sentimientos. Yo se que lo haces para intentar convencerme de que vuelva.
- No, debes de creerme.. – la miro a los ojos.- Princesa, sabes que mi honor no confiere la mentira. – hizo una gran pausa.- no siento lo mismo por ti, debes volver.
La princesa lo miro bien y supo que sus palabras eran tan ciertas como que estaban allí, noto romperse su corazón.
- No lo comprendo..- balbuceo insegura.- ayer.. ayer..
- Ayer era otra persona.. solo han pasado horas, pero para mi ha pasado una eternidad. En mi vida han sucedido muchas cosas.
- Quiero que me las cuentes.
- No me vas a comprender.
- ¿Por qué?
- Es.. una cosa que no se puede creer.. es..
- Quiero que me lo cuentes, te lo ordeno.
Rodrigo se armo de valor, no sabía por donde empezar.. y decidió hacerlo desde que escaparon la primera vez y fueron capturados..

6 comentarios:

Gorky dijo...

Guau!, ahora te arrancas con las dos historias en paralelo.
Vaya con el Rodrigo, menudo lío ha montado en el pasado y en el futuro.
Me da que el mago tiene un papel importante en esta historia.

Besos

Extensus dijo...

Sigo con atención la historia. ¡Que no decaiga!

Ana dijo...

Es que no podemos dejar de saber que ocurrio con la princesa y Rodrigo en el otro lado.
Un beso Gorky.
------------

Aun no va a decaer.. le queda algo de carrete.
Un beso Extensus!

d´paula dijo...

Ahora no sabe que princesa elegir, bueno sí que lo sabe pero es una situación difícil. creo que yo también me inclinaría por la princesa del futuro ya que el amor significa sentimientos diferentes. Quiero decir que en la antiguedad a cualquier sentimiento lo llamaban amor.
Un beso

Ana dijo...

D'Paula.. hijo.. que se me ha pasado leer tu comentario!!.. menos mal que de vez en cuando tiro para abajo..:)
El amor de la princesa, su princesa, es un amor de niños, de adolescentes alocados.. pasan los años y llega Ana con otro talante, otra historia, y el corazón decae en la pureza de sentimiento que demuestra, el sacrificio que hace a pesar de todo al dejarlo en su época para que sea feliz con su primer amor... todo eso hace que Rodrigo vea un amor mas maduro, y una persona distinta a su primera princesa.
Un beso!

kokrann dijo...

Pobre Princesa,

al final siempre hay alguien que pierde sin tener culpa de nada. A veces la vida es así de cruel.

Leeré 2 o 3 capítulos al día con tal de ponerme un poco al día con la historia...

Un abrazo Ana.